Certificación energética : ¿ En qué me debo fijar ?

Demanda energética y emisiones de CO2

 

El certificado energético o la calificación energética de una vivienda es profundamente conocido desde que en junio de 2013 se hizo obligatorio para la compra, venta y/o alquiler de viviendas.

Este certificado evalúa una infinidad de aspectos técnicos de la edificación de la vivienda para proporcionar una información objetiva de la eficiencia energética de una vivienda.

La eficiencia energética se divide en el certificado en 2 aspectos diferenciados y que son el consumo energético y las emisiones de CO2 debido a este consumo energético.

 

A primera vista nos parecerá que ambos aspectos están directamente relacionados, es decir, un consumo energético más alto equivaldrá a unas emisiones más altas de Co2.

Paradójicamente, se pueden dar casos donde se consiga una valoración G (la peor que se puede obtener) en el apartado del consumo energético de la vivienda pero que tenga una valoración muy alta (A) en emisiones de CO2. Esto se debe a que la fuente energética es renovable, como podrían ser pellets o a partir de placas solares.

 Y si, quemar pellets (materia orgánica prensada de alto poder calorífico) se considera renovable y hace que tu certificado luzca mucho más apetecible, aunque el CO2 emitido será una barbaridad.

alquilar local convertido en vivienda
certificado energetico de viviendas

¿ En que me debo fijar entonces en el certificado ?

 

Lo realmente importante en el certificado energético para un comprador es la calificación obtenida en la medición del consumo.

Realizar una bajada en el consumo por metro cuadrado de la vivienda requiere realizar normalmente caras reformas para mejorar el aislamiento de las paredes, suelos, techos y cerramientos. Además, el coste energético de una vivienda con valoración G, puede ascender fácilmente a 1500€ mientras que una C se quedaría por debajo de 800€, una B por debajo de 350€ y una A por debajo de los 200€ aproximadamente.

 Esto significa que independientemente de que medio se utilice para satisfacer esta demanda energética, al cabo de 10 años puede haber mas de 12.000€ ahorrados dependiendo de la calificación de la vivienda.

 Los vendedores pueden realizar cambios de calderas atmosféricas por calderas de condensación o de pellets y esto hará que el certificado luzca mejor en el apartado de emisiones. Aun y así, esta referencia de emisiones expresa únicamente que el método para conseguir la demanda energética de la vivienda es más eficiente o proviene de energías supuestamente renovables como los pellets.

Da el primer paso para convertir tu local en vivienda

alquilar local convertido en vivienda

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar